MENTIRAS PARA TODOS


Como si se tratara del diario de Yrigoyen, las mentiras en la información pública emitida diariamente por el Gobierno Provincial, pretende generar un atisbo de esperanza en la sociedad, sin embargo es una realidad alterna distinta a la situación real provincial.

Obras millonarias que nunca llegan; hasta el momento la Gobernadora Rosana Bertone junto al Ministro del Interior de la Nación Rogelio Frigerio prometieron obras públicas para la provincia por más de mil millones de pesos, dinero y obras que nunca llegaron a la provincia.


El dinero proveniente de Nación ha sido para concluir las obras con expedientes que ya habían sido tramitados y adjudicados previo a la asunción de Mauricio Macri al frente de la presidencia. 

Las obras prometidas con bombos y platillos no llegan y por el momento no llegarán a la provincia.

Son cientos de promesas que se las lleva el viento, que anuncia a diario Bertone como la llegada del mesías.

La provincia está endeudada y todavía no se tiene un destino claro de que manera van a ser utilizados esos fondos a tasa usurera que tomamos con el exterior.

Otro de los yerros fue el viaje de Bertone a Miami con toda su comitiva (VER), que no dió los frutos esperados ya que, muchos de los barcos y cruceros que llegaban a la provincia, dejarán de venir el próximo año.

Así pretendiendo tapar el sol con la mano, cuando salen noticias contrarias al gobierno en los pocos medios que no son comprados por la pauta oficial, varios funcionarios intentan silenciar con amenazas las voces disidentes. 

En una provincia donde el desempleo, la inseguridad, los servicios públicos deficientes y en algunos casos inexistentes afectan a diario al conjunto de fueguinos, las políticas de estado cada vez son mas impredecibles, flotando en un mar de incertidumbre sin un destino claro hacia donde ir.

Los canales de información pública que tienen relación directa con el Gobierno Provincial tratan de alimentarnos de mentiras. Que las cosas están mejorando, cuando la realidad nos indica que no es así. 

Las finanzas públicas siguen en rojo y la situación no es diferente a la que vive el resto del país, la diferencia es que al ser pocos habitantes en relación a la media nacional por provincia, es mas fácil de dibujarnos otro panorama, lo cierto es que cada vez que hay que pagar aguinaldos la provincia debe recurrir al auxilio inmediato de la nación.


La deuda con los municipios cada vez se incrementa más. Mientras los entes descentralizados poseen un superávit millonario en sus cuentas de los cuales no pueden disponer libremente, por directivas del Ejecutivo Provincial.

Mientras que la corrupción corroe desde adentro a este Gobierno Provincial, nos invade a todos la sensación de decepción con la actual gestión gubernamental. 


No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.