SALUD PUBLICA UN MAL QUE NOS AFECTA A TODOS

El ministro de salud de la provincia Marcos Colman fue citado por la Legislatura Provincial para dar cuenta de su gestión en la cartera de salud, la cual ha sido muy pobre durante este año y medio.

 

La posición del ministro frente a los legisladores provinciales fue de informar los graves inconvenientes que tiene salud para captar nuevos profesionales médicos y las diferencias salariales entre contratados y la planta permanente de los hospitales, también sobre las inequidades del sector entre las diferentes especialidades.

 

Colman le solicitó a los legisladores tratar en el marco legislativo la posibilidad de dejar sin efecto la dedicación exclusiva en los hospitales públicos de la provincia, con ello pretende captar la atención de profesionales que actualmente se encuentran en la provincia trabajando en el sector privado.

Al término de la reunión los legisladores plantearon al ministro Colman  su preocupación y le solicitaron la necesidad que empiecen a notarse los resultados de gestión a corto plazo.

Diversos problemas aquejan al sector salud, algunos de ellos son:
Los turnos, las guardias, los salarios, los profesionales, la infraestructura edilicia, los centros asistenciales y el equipamiento.

En los hospitales cada vez son más frecuentes las denuncias por persecución laboral, los periféricos no funcionan como deberían, en Tolhuin reclaman un hospital, faltan ambulancias de alta complejidad y ahora se suma la falta de choferes.

Estos problemas se repiten hasta el cansancio desde el mismo inicio de la provincialización de Tierra del Fuego, jamás ningún gobierno se encargó de darle una solución definitiva a este tema y la gobernadora Bertone no es la excepción.

Si bien la decisión política de este gobierno es incorporar más personal médico y profesional a la planta permanente de los diferentes centros de salud, el desorden administrativo es tal, que es difícil incrementar la estructura. Muchos de los problemas existentes son por la falta de políticas sanitarias a largo plazo.

La profunda reestructuración que reclama el sector, que permita resultados eficaces, requiere  un entendimiento de todas las partes involucradas. Objetivo que hoy parece lejano.

El desmanejo y descontrol existente en materia sanidad en la provincia directamente beneficia a los prestadores privados y municipalidades.

Si bien la limpieza de los hospitales ha mejorado sustancialmente y algunos otros cambios han dado un resultado positivo, todavía no se han resuelto los graves inconvenientes de fondo.


No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.