PARA EL GOBIERNO PROVINCIAL LA CULPA SIEMPRE ES DEL OTRO


Es cuasi patológica la decisión del Gobierno Provincial de evadirse de las responsabilidades que les toca afrontar, echándole la culpa siempre al otro.

Es una constante por parte de Rosana Bertone y sus funcionarios situarse en el papel de víctima, cuando en realidad ella es la victimaria, donde todas las acciones emprendidas por el gobierno se hacen con el objeto de hacer el mayor daño posible a la sociedad en su conjunto.

A esta gobernadora el pueblo fueguino le ha otorgado concesiones que no se le dieron a nadie. No nos olvidemos que son los autores intelectuales de las leyes del 8 y 9 de enero de 2016 donde, entre gallos y medianoches aprobaron un paquete de leyes perjudiciales para todos los trabajadores de la administración pública. También dictaron una emergencia edilicia que ya no lo es tanto y después de año y medio del inicio de gestión de este ejecutivo provincial todos, públicos y privados, debamos estar haciendo sacrificios monetarios "por nuestro propio bien".

El manejo autoritario del poder demuestra falta de cintura política. La bipolaridad de la gobernadora es manifiesta, mientras con los fueguinos Bertone se comporta de manera perversa dictando siempre medidas perjudiciales para los habitantes, los empleados públicos, los comerciantes, los intendentes, los asalariados y la cuenta sigue; Mientras que con Macri y sus funcionarios su comportamiento es similar al de una alternadora, arrastrándose para conseguir clientes, siempre dispuesta, maleable a los reclamos y pedidos del PEN.

Por alguna razón, cuando los problemas suceden y ocurren en la provincia, Bertone se encuentra casi permanentemente en la ciudad de Buenos Aires. Hasta el momento, los múltiples viajes tanto de ella como de sus acólitos y funcionarios nos dejaron de saldo de cuantiosos gastos, deudas que deberemos afrontar con impuestos más altos. Pero si de pasivos hablamos, la peor obligación que le deja a los gobiernos venideros, son los cuantiosos compromisos financieros internacionales, empréstitos tomados sin objeto,  sin una clara determinación de como, cuando ni en que se utilizarán.


Pero el ejecutivo provincial no es solo la Gobernadora, sus funcionarios lacayos carecen de capacidad para llevar adelante la gestión, la mayoría tiene vínculos directos con la droga, la corrupción y en algunos casos con un frondoso prontuario judicial. Ni hablar de la falta de compromiso con una ideología, muchos de ellos son de otras extracciones políticas. No es un gobierno multipartidista, sinó que es un gobierno formado de meras vedettes políticas,  que están con el poder de turno.


Bertone no se hace cargo de nada, cada vez que habla pone en duda la plenitud de sus facultades mentales. Pero siempre es la culpa del otro, la mirada del otro, el sacrificio del otro, es el síndrome del pasivo agresivo, "ves lo que me obligas a hacerte, es tu culpa". 

Tampoco han sido ajenos a la dupla a cargo del poder ejecutivo, los despidos, las persecuciones laborales, el moobing, las cesantías, exoneraciones y aumentos por decretos. Las vulneraciones de los derechos de los trabajadores como pocas veces se ha visto, pero los gremios están anestesiados por la persecución judicial, paralizados de miedo, la presión para que fueran procesados en diversas causas pegó de forma certera donde mas duele, en el bolsillo y la libertad.

Hoy, las circunstancias económico - financieras de la provincia han mutado, muchos fueguinos reclaman comida, trabajo, vivienda, una solución a sus múltiples problemas y la primer mandataria fueguina no está comprometida en resolver estos problemas básicos. Si los pedidos son de salud, asistencia social, infraestructura pública, seguridad, y empleo; La provincia hace agua por todos lados. 

Pero la culpa siempre es del otro, que no hace, que no hizo, que no se esfuerza, que no alcanza, que pide demasiado, que está fuera de la realidad y los habitantes de esta querida tierra aguantan, siguen adelante, esperando que la cosa cambie, por temor, por necesidad, sabiendo que la gobernadora es dura, que no es fácil de doblegar, que es ciega y necia.

Por eso seguimos adelante, con miedo de reclamar nuestros derechos, por nuestros hijos, para que no les falte el pan de cada día. Mientras que este gobierno se aprovecha la situación para amenazarnos permanentemente, sólo hasta que el pueblo de Tierra del Fuego se canse y diga BASTA.





2 comentarios:

  1. Paraa alta pelicula de nexflit te comiste ja ja jaaaa deja de armar kilombo y bancatela si no ganasyr hasta el 2019

    ResponderEliminar
  2. parece una pelicula pero lamentablemente es verdad. es una triste verdad. politicos arrastrados por todos lados. todos ven la veta para sacar plata en el gobierno

    ResponderEliminar

Con la tecnología de Blogger.