EL MISOGINO Y ACOSADOR LABORAL GUSTAVO MELELLA

Rio Grande- Cuatro trabajadoras municipales, denunciaron penalmente al intendente Gustavo Melella por el delito de violencia de género, todas ellas representadas legalmente por la Dra. Adriana Varisco.

La primera fue Rosana Albarracín, integrante de la Asociación de Trabajadores Municipales (ATM) ex Inspectora de Comercio de la Municipalidad,  enviada en calidad de castigada a Limpieza Urbana, por no haber acompañado la campaña política del intendente, en cumplimiento de ordenes del mismísimo Gustavo Melella, era constantemente violentada psicológicamente. Albarracín guarda las grabaciones dónde funcionarios municipales le planteaban la orden de castigo por parte del Intendente por las razones antes expuestas.
Al respecto de esta denuncia, Melella en declaraciones públicas dijo: "Albarracín es una vaga", menoscabando su condición de empleada municipal de carrera, legitimando la violencia de género institucionalizada y acoso laboral en la Municipalidad de Rio Grande.

En las últimas horas también se conoció la denuncia de Norma Lizarraga, empleada municipal de carrera, quien se desempeñara  en el cargo de jefa de administración de la asesoría letrada. Lizarraga fue removida de su cargo argumentando "no estar cumpliéndolo". Esta afirmación es cierta,  porque hace tres años no le permiten ejercer ese cargo, denegándole funciones - en otra manifestación de acoso laboral o mobbing - En reemplazo de esas actividades,  hacia por cuenta propia mandamientos, notificaba oficios o hacia trámites administrativos en la oficina de Multas para cumplir horario.
Desde la intendencia, para fundar la remoción, se labraron informes apócrifos donde mencionaron falencias,  informando a la agente que iban a iniciar instrucción sumaria, cosa que nunca ocurrió.
La denunciante dijo que a partir de ese punto, “comenzó toda una situación rara, no me dejaban tocar papeles, prácticamente yo estaba sentada mirándome las uñas, no me daban tareas para hacer. En definitiva, no me dejaban hacer nada y es así que pedí licencia gremial y me fui al gremio (ASOEM) porque la verdad era una situación insostenible y me produjo daño psicológico”.
La forma de apriete es similar entre Albarracín y Lizarraga, las cambian constantemente de lugar dejándole en claro que el motivo del cambio es por castigo.
En el audio que Lizarraga aportó como prueba,  El Doctor Garay - Asesor Letrado de la Municipalidad - le manifiesta a Lizarraga, que él no es quien  pide que la saquen del cargo, sino el doctor Federico Greve porque la situación era insostenible, parecía les molestaba lo que posteaba en el Facebook.
Lizarraga solicitó varias audiencias con el intendente y este nunca quiso recibirla.
La agente manifiesta que tiene fundamentos para iniciar un contencioso administrativo, poniendo de manifiesto los daños en la salud que le produjo esta situación de castigo permanente.

Sólo resta conocer el tramite  de las dos denuncias en contra de Melella, acoso laboral- mobbing - y  Violencia de Género y si en definitiva la justicia va a intervenir y proteger a las victimas y su derecho al trabajo digno.
(AMPLIAREMOS) 

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.