EL COMPLOT DE LOS INTENDENTES PARA DESESTABILIZAR AL GOBIERNO



En la reunión del 21 de diciembre pasado luego de que el ejecutivo enviara a la justicia un pedido de declaración de certeza para determinar a quien le correspodía cobrar el impuesto inmobiliario. Las alarmas se le encendieron a los intendentes de Ushuaia y Rio Grande y los mismos junto a un grupo de concejales solicitaron audiencia inmediata para reunirse con los legisladores. En esa reunión Melella y Vuoto plantearon la necesidad que tenían de modificar la Ley Nro. 1075 de Impuesto Inmobiliario, resaltando que perderían autonomía municipal, cosa que era una vil mentira, para lograr un efecto rebote en los medios provinciales, también mencionarion en reiteradas oportunidades que entablarían una “BATALLA” política con el Ejecutivo Provincial.

La realidad de la ley antes citada dice que la provincia y los municipios compartirán los recursos inmobiliarios y como contraprestación la provincia ampliaría los límites de las ciudades, cosa que ocurrió sólo con la ciudad de Tolhuin.

Acto seguido comenzaron las reuniones entre ambos intendentes, sobre como iban a actuar, lo que acordaron fue presionar directa y sostenida en el tiempo al Gobierno Provincial y a la Gobernadora Bertone, para eso necesitarían desarrollar una estrategia que le permita tener éxito.

1) Medios de comunicación, la estrategia de mantener control sobre la opinión pública, para ello ambos municipios aumentaron considerablemente la pauta publicitaria con los medios más importantes de la provincia, con una inversión de casi 19 millones para Ushuaia y 14 millones para Rio Grande en 2017.

2) Aliados Políticos Locales, en algunos casos como la Concejal Duré, Vuoto y la Cámpora sólo tuvieron que ofrecerla como prueba del compromiso con la causa.
 A Loffler y Nogar los compraron con obra pública hipotecando las finanzas en ambos casos con BC Ushuaia y Zimentar S.R.L. de esa forma buscan asegurar el apoyo del MPF.
A Rios, Bochiccio y el resago del PSP, son los más económicos porque solo piden a cambio puestos de relevancia en los Municipios, como el caso de Muñiz Sicardi que a 14 días de haber asumido se tomó 30 días corridos de vacaciones. De esta forma se aseguran voces en distintos lugares en contra del Gobierno Provincial y Nacional.

3) Gremios estatales opositores al Gobierno Provincial, esta tarea demandó muchos recursos municipales ya que hubo que entregarles viviendas a los gremios de SOEM y ASOEM que fueron los más combativos durante el acampe del 2016, les ofrecieron aumentos de sueldos considerables, también tuvieron acercamiento con la Unión de Gremios, a los que les garantizaron recursos, de esta forma tienen una fuerza de choque permanente.

4) Recursos Económicos, con licitaciones escandalosamente altas, como el caso ANGUS Catering en Rio Grande y Ushuaia Integral Sociedad del Estado buscan hacerse de dinero a través de la coima que le permita sostener en el tiempo los reclamos.

5) Apoyo Nacional, Ambos intendentes tienen en claro que para lograr una negociación efectiva necesitarán una voz que los acompañe en Nación, para ello ya tienen lista su tropa de Diputados dispuestos, no conforme con ello el intendente Vuoto además alquiló un edificio en Capital Federal que sirve de aguantadero de La Cámpora con personal pago por la Municipalidad de Ushuaia.

Todo esto tiene una finalidad iniciar un golpe institucional en contra del Gobierno Provincial a partir de Marzo de este año, lo que puede derivar en que todos los ciudadanos volvamos a ser rehenes de la barbarie, como sucedió en 2016, pero esta vez orquestado y bancado por Gustavo Melella y Walter Vuoto.









No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.