UN AÑO DURO PARA ROMANO

Ushuaia - El 2016 fue un año duro para el Concejal de la UCR Juan Manuel Romano, practicamente todos los fines de semana se lo podía encontrar en algún PUB local disfrutando con su grupo de amigos de la adolecencia.
Quienes vivímos hace muchos años en la ciudad recordamos al Juan Manuel descontrolado, aquel que sus padres internaron en una granja para adictos en un par de oportunidades.
Luego, con el paso de los años, creímos que Juan Manuel había sentado cabeza.
En su paso por la gestión pública, cómo Secretario de Desarrollo Social, se mostraba rodeado de una familia hermosa, comprometido con los vecinos y con la ciudad.
Pero esa faceta pasó a un segundo plano luego que asumiera su función cómo Concejal de Ushuaia en dic./15.
A partir de ahí, todo cambió, volvió la junta y él no se pudo controlar. Empezaron los excesos, el descontrol, y volvió a rondar el fantasma de la adicción a las drogas que nunca pudo curar.
Su año en el Concejo Deliberante fue de más a menos, arrancando muy bien;  de mostrarse como un opositor a la gestión Vuoto, de caminar los diferentes barrios de la ciudad, a generar más incertidumbres que certezas.
Aprobando tarifazos, excepciones al código de planeamiento urbano para la construcción de una torre de 14 pisos, presupuestos y pegando un faltazo cuando se trató en la última sesion extraordinaria la obra de repavimentación de las 14 cuadras de la Perito Moreno por 42 millones de pesos, siendo absolutamente funcional a la actual gestión por acción u omisión.
Será que prefiere el vicio, la música y el alcohol.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.